Miedo a Domingo

Creía que odiaba a Domingo por la resaca del sábado. Creía que lo odiaba por los pasos lentos del vecindario, por el silencio que hacía un pozo más hondo en el empedrado, aunque de fondo se escuche el viejo y melancólico vallenato del vecino y el grito de ¨masaa bolloo¨, gran sobreviviente. No así la […]